Skip to content

22 febrero, 2011

348

SOY FEA ¿Baja autoestima, o dismorfia?

DISMORFIA CORPORAL

 

Graciela Moreschi con Martín Llorens

Graciela Moreschi con Martín Llorens

Este cuadro, es uno de los herederos de esta sociedad, exigente, vanidosa, y visual. Se llama dismorfia  corporal y debemos diferenciarla de la baja autoestima o malestar con la propia figura.

Algunos se preguntarán si es una cuestión de grado con la eterna disconformidad que nos caracteriza a la mayoría de las mujeres, sobre todo en la adolescencia. En cierta forma sí, pero es mucho más que eso, es una manera de ver el mundo a través de aquello que constituye el “defecto” . Todo se centra en este punto, la vida de la persona gira en torno a eso. y hay claras limitaciones. Podríamos definirlo así

-Preocupación exagerada por un defecto real o imaginado.
-Este malestar afecta la vida del individuo a nivel social y laboral.

La persona que sufre de dismorifia, que puede ser tanto mujer u hombre, pro lo general joven, toma la parte por el todo. ¿qué significa eso? Que ese rasgo que cree o es defectuoso se convierte en un todo, no existen otras partes a considerar, no reconoce ni cree que los demás le ven otras virtudes. Lo único que importa es ese “defecto” que lo trnasforma en alguien sin valor, despreciable, monstruoso. No ve otra cosa que ese rasgo y supone que los demás también estarán pendientes de la supuesta o real deformación.

Por cierto que este malestar incluye un:

o Pobre concepto de sí mismo.
o Inseguridad.
o Introversión.
o Dificultad para las relaciones interpersonales.

Estos síntomas que al lector le pueden parecer de BAJA AUTOESTIMA, obsesionan tanto a la persona al punto que todo se centre alrededor de su imagen.
• Comportamientos repetitivos. Pasan horas analizando su aspecto en superficies reflectivas y descubriendo maneras de camuflar el defecto percibido.
• Conductas de evitación: evitar mirarse a los espejos, encontrarse en lugares públicos por temor a ser vistos.
• Repercusión en las relaciones sociales: ausentismo laboral, baja productividad, pérdida de empleo, problemas matrimoniales, dificultad para establecer relaciones significativas.
• Problemas académicos, con incapacidad de permanecer en la escuela.
• Tristes, evitan el hablar de su defecto con otros individuos.
• Utilización de recursos sanitarios para tratamientos estéticos. Gastos económicos importantes.
• Algunos pueden llegar a la hospitalización psiquiátrica y al suicidio.
• No todos los pacientes tienen conciencia de la percepción exagerada de su defecto. La conciencia de enfermedad es parcial. Las preocupaciones se perpetúan a pesar de la información ofrecida por los médicos.
Podemos diferenciar dentro de este trastorno dos tipos.
1- Los que tienen conciencia de enfermedad. Se angustian igual, pero entienden que es su propia apreciación.
2- Los que no tienen conciencia de enfermedad y en lugar de tratarse psíquicamente creen que deben resolver su “fealdad” a nivel físico sometiéndose a todo tipo de cirugías.
TRATAMIENTO
Por ser un trastorno psiquiátrico es importante que el tratamiento incluya medicación y psicoterapia.

 

 

 

 
 

Hay gente que tiene reales dificultades y sin embargo las usa como base para construir su vida. Un ejemplo de resiliencia.

 

 
 

Leer más de ARTICULOS, MUJERES