Skip to content

1 noviembre, 2004

SE QUEMA LA CAZA DE NAZRUDIM

Se quemaba la casa de Nazrudim y éste desesperado se había subido al techo para que las llamas no lo alcanzaran, pero el incendio se propagaba con rapidez y debía tirarse si quería salvar su pellejo. Los bomberos que acababan de llegar estiraron una lona y lo estimularon a que se tirara, pero Nazrudim que era muy desconfiado no se animaba, temía que en el momento de caer la retiraran. Al fin de mucha discusión, aceptó tirarse, pero con la condición de que los bomberos dejaran la lona en el suelo.

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*