Skip to content

6 junio, 2012

349

Parejas manipuladoras

Pueden ver una columna sobre el tema en you tube:

Uno de las cuestiones por las que mas consultan es por la manipulacion.
Preguntan como hacer para que la pareja comprenda que ya no va mas. Como hacer para poner limites a una pareja que amenaza con el suicidio, o se victimiza con la decision del otro.
El manipulador es alguien con poca tolerancia a la frustracion, que considera importante lograr su deseo, sin importar en absoluto el otro.
El manipulador es el primer desconsiderado. A traves de la vicitmizacion, logra lo que desea, indiferente a los deseos del otro. Tampoco se hace cargo de que su sufrimiento no es por la decision del otro, sino porque ella misma es una persona vulnerable a las perdidas.
Todos lo somos, pero hay algunas personas que se desestabilizan cuando se las abandona, y por eso manipulan. A veces los terapeutas nos olvidamos de que lo hacen porque no tienen recursos internos para afrontar el duelo, porque es la unica herramienta que tienen.
El chantaje emocional es parte de la educación de los hijos. Se utiliza incluso sin darse cuenta. Es una manera de hacer que el otro nos obedezca recurriendo al cambio “si hacés lo que te digo, te permito” , o la amenaza: “ si no cumplís con lo que te corresponde no te daré más dinero para tus salidas” . Sin darnos cuenta construimos relaciones basadas en la manipulación.

Decimos que hay manipulación cuando alguien se ve amenazado directa o indirectamente y teme ser castigado si no hace lo que el otro quiere.
El secreto está en que la persona manipulada no se da cuenta de que lo es, y muchas veces el chantajista tampo
TIPOS DE MANIPULACIÓN
Castigo: “Si no hacés esto, me voy de casa” (siembra miedo)
Victimización: “Si me dejás, me suicido” (apunta al sentimiento de culpa)
Acusador: “Si no lo haces esto por mí es porque sos mala persona” (juega con el temor a decepcionar)
Comprador: “Si me das el gusto te regalo..” (apela al principio de reciprocidad u suele dejar al otro como deudor)
El manipulador dice: “no pido nada, puedo arreglármelas solo, aunque espero que los demás adivinen cuando necesito ayuda. Pero como no lo hacen, son egoístas, injustos, ingratos”.

La Dra. Foward autora de un varios trabajos sobre manipulación dice que el manipulador usa creencias familiares o sociales para hacer sentir al otro que está en falta, que tiene una culpa, que lo que hace no es suficiente. Por ejemplo, la idea de que los hijos siempre están en deuda con sus padres porque ellos le dieron la vida y se sacrificaron por ellos. También lo vemos en refranes como “los amigos se conocen en la desgracia”.
CUANDO SE DEJA DE SER VÍCTIMA DE UN MANIPULADOR
Para lograrlo hay que salirse del círculo vicioso ya fuera del miedo o la culpa.
Preguntarse cómo lo ven a uno las demás personas. ¿otros lo definirían como poco valioso, egoísta, ingrato? ¿Es posible cumplir con los requerimientos del otro sin vulnerarse a sí mismo? ¿Puede ser algo correcto cuando uno actúa contra de sí mismo?
Dese cuenta cuando se está justificando y deje de hacerlo. Si no puede dese cuenta de que si uno se justifica es porque el otro lo está amenazando con quitarle algo, la autoestima, el afecto.
Recuerde que cada uno es responsable de sí mismo. Si alguien se lastimara a sí mismo es porque su estado emocional no es bueno, y no porque el otro lo hubiera dejado. Y si alguien no está bien anímicamente deberá tratarse, no esperar que la realidad se adapte a sus deseos para no entrar en crisis.
ACTITUD ASERTIVA
Lo contrario a una manipulación es la asertividad. Si deseo algo, lo informo.
¿Cómo hacerlo?
Comenzando por el pronombre Yo. Yo siento. Esto es inapelable. Nadie puede negar lo que el otro siente, pero sentir no da derecho, no obliga a nadie. Permite que el otro conozca y decida.
“Yo siento una sensación de abandono cuando me dejas para ir a jugar al futbol”
Esto informa a la pareja, no la obliga. Está claro que pueden dar varias respuestas.
“Trataré de llegar temprano”
“¿Qué tal si buscás de hacer algo que te guste?”
“Lo lamento, pero el deporte es una parte importante en mi vida y si lo dejara no estaría contento”
Y mil otras respuestas. El secreto está en que la persona que plantea su sentimiento deberá aceptar que el otro puede satisfacerlo, o no.
Cuando hacemos un planteo que tiene una sola respuesta posible: SI porque si no nos enojamos, estamos manipulando.