Skip to content

24 diciembre, 2013

MI DESEO PARA ESTA NAVIDAD

Se supone que para estas fechas todos nos mandamos mensajes deseándonos felicidades. Durante años participé de la cadena pero en este momento de mi vida creo que en esta fecha debería renovar la autenticidad y el compromiso, por eso mi deseo es otro.: OJALÁ RECUPEREMOS EL SIGNIFICADO PARA ESTE SÍMBOLO QUE ES LA NAVIDAD.

Suena complicado, casi teórico, sin embargo es mi más sincero deseo.

En la antigüedad la Navidad era una fiesta que festejaba el nacimiento del Jesús pero también el triunfo del Sol sobre la oscuridad. Los Romanos trataron de conciliar ambas fechas para no dejar a nadie fuera del festejo, ya que a principios del siglo I , ellos habían adoptado oficialmente el festejo persa al Dios Mitra. El 21 de diciembre , en el Hemisferio Norte se produce el solsticio de invierno, es decir cuando los días comienzan a alargarse, de ahí que se conmemorara al Sol invicto que comenzará a prolongar las horas del día.

En una palabra todos, cualquiera fuera su creencia, ese día se conectaban con la esperanza de un nacimiento que recuerda la unión del hombre con algo superior. Coincidentemente en esta misma época del año, el pueblo judío festeja Janucá, la fiesta de las luces en conmemoración del milagro en que un candelabro permaneció encendido 8 días con muy poco aceite.

Cualquier fuera nuestro credo siempre existió la necesidad s de festejar nuestra conexión con el Espíritu a través del amor. Poco a poco , en la medida que la religiosidad se ha ido apagando, la celebración se hizo más familiar que religiosa. Una fiesta donde lo que se ponía sobre el tapete era la comparación entre la familia ideal y la real. Fruto de esto, para muchos se transformó en una verdadera exigencia de la que terminaban huyendo con la excusa del comienzo de las vacaciones.

Esto disparó en mí esta reflexión y el deseo de apelar a un significado más espiritual, recuperar el símbolo perdido. No importa cuál, los símbolos tienen la particularidad de tener infinitos significados, cada cual le dará el suyo, lo importante es poder salir de lo concreto del regalito o el mensaje de texto que sólo prueba el sentido social y la buena memoria. Tratemos de rescatar nuestra unión con algo que trascienda la cotidianidad, y no me estoy refiriendo a ninguna cosa esotérica sino a que el vínculo con el otro sea más cercano y sincero.

Leer más de ARTICULOS, OTROS TEMAS

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*