Skip to content

1 julio, 2008

53

LA ENVIDIA

 

La envidia es uno de los sentimientos más antipáticos y negados de toda la batería de emociones que habitualmente sentimos los seres humanos, quizás porque se trata de un sentimiento mezquino. Son muchos las emociones negativas que nos afectan, pero es sin duda la envidia es uno de los que más nos avergüenzan. ¿Será porque como dice Napoleón la envidia es una declaración de inferioridad?

DEFINICIÓN PARA LA REAL ACADEMIA :

Pesar por el bien ajeno, viene del latín “in videre”.

La reacción de dolor y enojo que intenta destruir lo que el otro tiene , cuando esto es algo que la persona no ha alcanzado.

Como vemos está relacionado con el verbo “ver”. Es ver en el otro lo que uno desea y no ha podido lograr, y sentir dolor por ello.

La admiración si bien se le parece bastante, ya que también es consecuencia de la acción de mirar, etimológicamente proviene también de latín “ad mirare” (mirar a ), se diferencia de la envidia, en que ésta (la admiración) resulta estimulante en lugar de dolorosa.

Quien admira hace del otro un ejemplo y trata de implementar recursos para alcanzarlo. En cambio quien envidia, quiere destruir a aquel que lo enfrenta a su propia miseria.

PECADO CAPITAL

La envidia es uno de los siete pecados Capitales, y en la Biblia está representada en la figura de Caín. Su historia nos advierte de hasta dónde puede llegar un envidioso, el asesinato de su propio hermano.

La figura del hermano no es casual, se envidia a una figura cercana, y pareja. Por eso nos resulta tan antipática la envidia, el odio que emana proviene de alguien que está muy cerca.

LA ENVIDIA Y EL SABER POPULAR

En los cuentos infantiles, Blanca Nieves es víctima de la envidia de la reina, su madrastra, aunque en la resolución del cuento podemos ver que la envidia termina destruyendo a quien la siente.

La gente le teme a la envidia y utiliza todo tipo de amuletos, (ojo), prendas (cintas rojas), o plantas (ruda) para detenerla.

Se cree que el poder del envidioso puede destruirnos como le sucedió a Abel, o hacernos perder lo logrado.

Borges dice que “la envidia es la gran adversaria de los afortunados”

Y es probable que desde esta definición podamos reflexionar algo más. El envidioso cree en la Diosa fortuna. Una Diosa que ha beneficiado a otro. Precisamente porque no depende de él, sino de la suerte el envidioso está convencido que no puede hacer nada para obtener lo que al otro le fue dado. De ahí que su única salida sea destruir todo aquello que le recuerda o destaca su falta.

La envidia si bien es un sentimiento que nos carcome por dentro, es difícil de ocultar Según Khalil Gibrán “el silencio del envidioso está lleno de ruidos”.

DESPERTAR ENVIDIA

A pesar de lo temible que puede resultar la envidia no podemos ignorar a aquellos que tratan de despertarla. Son los que, incapaces de disfrutar sus propios logros, necesitan generar un contraste para resaltarlos y poder experimentarlos.

Los medios de comunicación en la actualidad tienen mucho que ver con la motorización de la envidia.

EXPLICACIÓN PSICOLÓGICA

La envidia es un sentimiento universal ligado a los impulsos agresivos o tanáticos (de muerte) que todos albergamos. La destructividad del acto envidioso es el reflejo de la propia destructividad.

Según Melanie Klein el primer objeto de nuestra envidia es la madre y su poder de alimentarnos. Amamos el pecho que nos alimenta, y odiamos al que nos frustra. E se primer vínculo contiene los elementos fundamentales de la futura relación del bebé con el mundo. Si el vínculo es amoroso y satisfactorio, el bebé desarrollará un sentido básico de seguridad y confianza hacia la gente. Si el vínculo no es ni amoroso ni satisfactorio, se desarrollarán una inseguridad y una envidia profundamente arraigadas y el bebé se convertirá con el tiempo en un adulto envidioso. Cada vez que la envidia se desencadena en un adulto de esas características, las heridas de la primera infancia se reabren con todo su poder destructivo.

EFECTO DE LA ENVIDIA EN EL CUERPO

Es importante advertir que la destrucción de la envidia es fundamentalmente interna. Según el DR. Luis Chiozza ante la frustración de ver en otro la materialización de nuestros deseos podemos llegar a sufrir ictericia (verdes o amarillos de envidia) y también experimentar trastornos hepáticos. El hígado sería el órgano encargado de materializar nuestro alimento, transformarlo en materia capaz de nutrirnos, si esta capacidad no alcanza para cubrir las expectativas, enfermamos. El hepático, que por sus conflictos subyacentes no puede extraer y elaborar los alimentos que necesita para materializar sus sueños, siente que habita su psiquismo una especie de monstruo de ciencia ficción, un“chupasangre”, siniestro y repugnante, que lo absorbe y lo digiere todo Estas son las fantasías que a juicio de Chiozza se ocultan en el aburrimiento, en el letargo y en la náusea, de la cual se han ocupado especialmente los existencialistas

Los griegos sabían de esta asociación entre hígado y envidia tal como lo muestran en el mito de Prometeo. Podemos decir que Prometeo acepta consumirse a sí mismo con tal de lograr su ideal. Recordemos que por robar el fuego de los dioses fue condenado a que un águila le comiera el hígado cada vez que se le regeneraba.

Me resulta particularmente interesante la idea del Dr. Norberto Levy quien nos dice que el profundo dolor de la envidia proviene de enfrentarnos abruptamente con un deseo insatisfecho. Deseo que probablemente habíamos alejado de nuestra conciencia y ante la presencia de alguien que lo ha logrado, se destaca nuestra propia carencia. El deseo de destruir al envidiado o su logro, no es más que el intento de borrar esa dolorosa diferencia. Afirma él que si tuviéramos que elegir entre destruir al otro, u obtener lo que deseamos, elegiríamos poseer lo deseado dado que la razón para destruir al otro es borrar el contraste que resalta la falta.

EFECTOS DE LA ENVIDIA MAL ELABORADA.

No hablo del envidioso, porque considero que todos lo somos. La diferencia está en la manera de elaborarla. Si nos quedamos anclados a este sentimiento a nivel psicológico podemos generar ansiedad, trastornos del apetito y del sueño, pero sobretodo incidirá en nuestra actitud para enfrentar las vida. Convencido que los logros del otro son fruto de una suerte inmerecida, en lugar de buscar un camino para alcanzar nuestros sueños, trataremos de denostar al envidiado. Esto derivará en un desánimo que nos paralizará y el resentimiento se trasformará en síntomas físicos.

TRABAJO SOBRE LA ENVIDIA

En primer lugar y lo más importante es saber que la envidia es universal. Reconocerla y aceptarla como señal de un deseo insatisfecho es darle una funcionalidad positiva.

La punzada dolorosa de la envidia viene a recordarnos que hay algo que deseamos y no hemos logrado.

La siguiente instancia será reflexionar sobre la razón por la cual no hemos alcanzado ese deseo en particular y por último identificar los recursos que necesitamos para hacerlo.

Otro punto importante a tener en cuenta es que el universo es infinito y los objetos que en él existen también. No se trata de que si alguien tiene algo, ya no queda para nosotros. Si alguien lo ha logrado, nosotros también podemos hacerlo, lo que no significa que seguramente lo lograremos. Posibilidad y probabilidad son conceptos diferentes. Es importante que tratemos de ver qué recursos debemos implementar y qué camino recorrer, pero sabiendo que aún así, hay cosas que no obtendremos, y por las que deberemos hacer duelo.

Para trabajar positivamente la envidia:

  • Aprendamos a ponernos en el lugar del otro.
  • Favorecer la confianza en uno mismo.
  • Interpretar nuestro progreso personal mediante la comparación con nuestras competencias y habilidades, no con las de otros
  • Valorar correctamente nuestra capacidad, sin infravalorarnos ni sobrevalorarnos.
  • Colaborar (tanto dar a los demás como solicitar ayuda), es un buen medio para dotarnos de la pericia que requiere resolver los conflictos que causan envidia.
  • Acostumbrarse a centrar la atención en los aspectos más positivos de la realidad, no siempre en los negativos.
  • Relativizar el éxito propio. Y, si es posible, tomarlo incluso un poco en broma.

 

53 Comentarios Dejá tu comentario
  1. RebeldeXx
    Ago 2 2017

    Yo creo que ayudar a otros la agrava xq de hecho va muy asociada al egoísmo que es lo que queremos para nosotros. Si damos aquello que queremos lo perdemos y por tanto empeora . hay que saber a quien ayudar y a quien no. No puedes quedarte lo que es de otro pero igual,tienes derecho a mantener lo que es tuyo. Si ese equilibrio(justicia) se rompe,el sentimiento empeora. Si das mas de lo que recibes,la envidia crece. No obstante la envidia no solo surge con motivos egoístas (por ejemplo si alguien recibe el puesto de trabajo y no tu amigo u otro tiene un coche que tu amigo/padre hijo quería para el tb se da. ) aunque el otro no lo sienta. Por otra parte no me parece que eso del pecho tenga que ver. Puesto que un bebe no es comparable a su madre. Sin embargo si lo cuida el padre u otra mujer si ahí puede hacerse(ya dije no siempre son motivos egoístas). De ahí la rivalidad al padre(y posteriormente complejo de edipo) celos. El padre no puede alimentarlo naturalmente cosa que la madre si. Y tienden a preferir la voz y todo de la madre,sin embargo,esta no esta presente y le gustaría que fuera ella la que estuviera y no su padre u otra(esto ocurre ya al nacer) de hecho aquellos bebes que han sido cuidados por varias personas tienden mas a ser envidiosos de mayores que los que tienen la atención únicamente de su madre. Por otra parte la empatia no soluciona la envidia,mas bien al contrario puesto que la falta de empatia se produjo por la envidia y no al revés . porque la envidia la ha dañado. Al intentar ponerse en el lugar de la otra persona,solo se consigue un empeoramiento

    Responder
  2. Andy
    Jul 5 2016

    Me fascinó el artículo además de ser de gran ayuda para la pesada incógnita que yo tenía respecto a LA ENVIDIA HUMANA….le pido una atenta disculpa ya que por instinto lo subí a mi perfil de FACE, pero respetando su autoría y la forma en que se publicó….si es su deseo lo retiro. quedo a sus muy atentas órdenes

    Responder
  3. MATILDE CONTRERAS HERNANDEZ
    May 4 2016

    Dra. con su articulo me ha hecho comprender esto sobre la envidia. Voy a buscar su libro. Es cierto lo que dice, que es lo que hace uno para desatar esos sentimientos en la otra persona, y porque esa actitud de la otra persona causa sentimientos de culpa entre otros en mi. Es muy feo tener ese sentimiento de envidia y de que la envidien. Una vez yo renuncie a un trabajo porque sentía que no encajaba con las compañeras y que por mi culpa ellas tenían que moverse de su lugar. Mi jefe de ese tiempo no quería aceptar mi renuncia porque era un buen elemento y me dio un consejo que no he olvidado. Me dijo que nunca volviera a renunciar a ningún trabajo ni a nada por querer complacer a los demás. Ahora en mi trabajo tengo un problema con una compañera de trabajo, por ese motivo estuve buscando sobre esto de la envidia, quiero ver de que se trata y como conllevarlo. Gracias!!

    Responder
    • Matilde: Nadie puede controlar lo que el otro siente, por eso decimos que es un problema del otro. Si tu vida está determinada por los sentimientos de otra persona, algo no va bien. Creo que debes trabajar mucho sobre esto, el libro “Si el otro cambiara” te ayudará.
      La envidia es un problema de la otra persona, pero la culpa es el tuyo. La incapacidad para tolerar la bronca del otro.

      Responder
  4. María C
    Ene 25 2016

    Hola Doctora Moreschi. Su artículo es perfecto, de 10 sobre 10. Entré a leerla porque estoy intentando buscar respuestas sobre los problemas que trae la envidia por la cantidad de sufrimiento que he padecido por ella.Tuve una infancia y adolescencia muy dura,difícil e inestable con bastantes problemas serios que hubo en casa de mis padres(económicos, familiares y vecinos de mis padres haciéndonos la vida imposible y muchos desprecios,problemas entre mis padres ,etc,etc). No le deseo a nadie todo lo que viví porque fueron muchos años de sufrimiento diario al cien por cien. Decidí para salir de ese infierno centrarme en los estudios con bastante esfuerzo, sacrificio y tiempo. Terminé dos carreras universitarias con becas económicas es decir, ayuda del estado para los buenos estudiantes sin recursos.Decidí alejarme de los vecinos y los familiares de mis padres que estaban obsesionados entre otras cosas, con hablar mal de nosotros a todo el mundo para dejarnos solos, cosa que consiguieron, etc,etc. Me traslado a trabajar a otra ciudad, intento empezar todo nuevo desde cero y pasar desapercibida, y lo de siempre, la gente se fija en mi,no sé porquée?? y en el trabajo como era nueva todo eran trampas para que cayera y mentiras sobre mi trabajo para desprestigiarme, y lo lograron, porque aún a pesar de intentar ser fuerte y hacerlo todo bien para mantener el trabajo pudieron más las compañeras envidiosas que llevaban allí varios años trabajando y envenenando a las jefas que yo que estaba sola. Conozco a un hombre normal,empezamos a salir, al año me presenta a su familia muy humilde y sin cultura, y a los pocos meses su madre y su hermana empiezan a mirarme mal, a no hablarme apenas, a criticarme a sus otros familiares a mis espaldas, se lo comenté a mi novio y me dijo que estaba equivocada que no era así,ellas le han llegado a decir que me prefiere a mi antes que a ellas, que yo le estoy alejando de ellas, que familia soy hay una y que a mi me conoció en la calle, y aun así según él ellas son las buenas y yo la mala que las tengo manía y que soy yo la envidiosa, y él siempre las cree a ellas. Mi novio me obligó a comprar junto con él la casa que él quería, yo no estaba preparada para vivir con él porque no me convencía ya nuestra relación, pero mis padres me aminaron pensando que era bueno vivir juntos y que así él cambiaría conmigo y me defendería ante su familia. No ha sido así. Además somos unas 14 vecinas y las tres más cercanas a mi directamente me odian y me copian mucho, hasta los muebles que me ven por las ventanas… es muy fuerte!(son muy feas, pero yo no soy ninguna modelo que envidiar) desde los primeros días empezaron a hablar mal de mi, que si yo era muy rara, que si era mala persona, que si yo era mala vecina, que si mi perro no para de ladrar cuando los que ladran son los suyos, tiraban plásticos a mi patio para que mi perro se envenenara, etc,etc, cuando ni tan siquiera me conocían!hablé con ellas educadamente para preguntarles porque me criticaban y lo negaron todo, pero siguieron criticándome a mis espaldas aún más y a más vecinas que además les han creído todos los chismes y ahora la mayoría ni me saludan ni me hablan, cuando yo no les he hecho ningún daño ni ningún mal. Mire doctora me siento maltratada psicológicamente por la gente que me rodea, que constantemente me critica, me hacen todos los desprecios que pueden, no me dejan vivir tranquila están como vigilándome a ver qué hago para copiarme y putearme después, y me siento cohibida, ahogada, deprimida, triste. Yo no les he hecho ningún mal y no sé qué hacer para que me dejen en paz.No entiendo cómo se pueden creer que mi vida es de color de rosa con todo lo malo que he vivido, yo que tenía las esperanza de cambiar algún día mi vida y cuando lo intento todo sale igual o peor. Estoy paralizada ya no tengo ilusión por nada porque nadie es capaz de imaginar todo lo que he sufrido para tener lo que tengo y ser lo que soy. Pero no puedo ir persona por persona pidiendo clemencia para que me dejen vivir en paz, eso tendría que salir de ellos el no ir por la vida haciendo tanto daño gratuitamente, porque yo que he sufrido mucho y encima no le hago la vida imposible a nadie. He pensado que debería pagarles a todos con la misma moneda porque ya en estos momentos de frustración me lo pide el alma.He llegado a un punto en el que cuando presiento que la gente es envidiosa me alejo de ellas como de la peste. Como dice mi padre lo malo abunda y es cierto, por eso hay tanta gente mala y es tan difícil tener amistades buenas de verdad. Actualmente estoy con mi novio porque no tengo trabajo, (y no me importa porque me echaron por culpa de las compañeras de trabajo en tres trabajos, así que si algún día vuelvo a trabajar será para mí no en una empresa porque suelen estar llenas de víboras), mi novio sigue igual de ciego con su familia y esto ha hecho que yo ya no le quiera porque no es capaz de defenderme nunca y si algún día mejora mi situación económica es muy probable que le mande con su querida familia,ya que no es capaz de ver la realidad y de defenderme de los atropellos de su familia ni de los de las vecinas con las cuales encima es super amable y simpático y cuando tontean con él, él les sigue el juego y me dice luego que solo está siendo educado. Tengo miedo de salir a la calle porque me siento muy sola, inútil, débil, nadie me defiende y me respeta a pesar de que yo respeto. Fui a un psicólogo y me dijo que la culpa era mía por no abrirme a la gente. No volví más a su consulta porque ya era lo último que me faltaba por oír.Intento ser educada, amable, simpática, etc, pero cuando veo que se aprovechan de mi o me critican o me miran mal sin motivo o me contestan mal o me hacen una putada, dejo de tratar con esa persona para no tener más problemas como lo haría cualquiera persona civilizada. En vez de escucharme y animarme, me estaba echando la culpa de todo. O sea que soy la víctima y según él era la verdugo.La gente envidiosa se merece perderlo todoo en su vida , y cuando lo pasen realmente mal de verdad durante muchos años, ya veríais como se les quitaba la tontería de envidiar o de hacer daño a los demás gratuitamente sin motivos objetivos, Doctora, ¿por qué la gente es asi de mala?¿por qué la gente hace daño gratuitamente? ¿por qué la gente no sabe vivir su vida y deja de meterse en la de los demás? ¿por qué la gente miente, desprestigia, critica a gente que no les ha hecho nada malo?¿porqué las mujeres son tan crueles y ruines con otras mujeres?¿por qué los hombres no creen en las envidias femeninas de las mujeres y se creen que son tonterías sin importancia? Siento mucho escribir tanto pero necesitaba hablar con alguien, son muchos años de sufrimiento acumulado y necesitaba ayuda. Miles de gracias por su atención y comprensión Doctora.

    Responder
    • No creo que toda la gente sea mala, realmente yo me he topado con gente excelente, y en la clínica he visto de todo. Creo que cuando es algo que se repite en la vida de uno, hay que plantearse que quizás algo uno esté manejando mal. Probablemente cosas que se hacen con naturalidad y de alguna manera despiertan la parte negativa del otro. Todos tenemos cosas buenas o malas. No hay nadie que no. El tema es que está uno disparando en el otro. un libro que quizás te pueda ayudar es “Si el otro cambiara” es un libro para todos los vínculos. Analiza las conductas, las propias y hace tomar conciencia del efecto que estas tienen en el otro.

      Responder
  5. mercy
    Jul 25 2015

    Dra: muy interesante y claro su articulo. Al leerlo creo que pude entender ciertas cosas que me ocurren. Soy docente, estoy divorciada, sola durante doce años. Un año atrás sin siquiera intentarlo se cruzó alguien en mi camino, divorciado también y comenzamos una relación. Al principio todo iba de diez, su familia, la mía, todos contentos. Hasta que un día su hermana se incorporó a las cenas que tenemos una vez por semana con un grupo de amigas, luego de un tiempo noté que en esas reuniones ( no delante de mi pareja) me ignoraba y cuando tenía oportunidad de hablar a mis espaldas decía que ella sólo tenía una cuñada ( la primer esposa de mi pareja), que el hermano era golpeador, que cualquier día yo a iba a aparecer con un ojo negro. y otras tonteras por el estilo. Aclaro que mi situación económica me permite tener un buen pasar, mi pareja vive con lo justo. Ella es docente jubilada y sostén de su hogar, su marido desde hace unos años no trabaja. Ahora para más, advierto que la cuñada de mi cuñada, que también está en el grupo y que fue quien la incorporó , se ha vuelto extremadamente agresiva conmigo y dice las mismas cosas que ella a mis espaldas. Esta última chica, está casada pero su matrimonio nunca funcionó bien. Todos me dicen que ambas actúan así por envidia. Si es así, a quien envidian? A mí o a mi pareja? O hay otras cuestiones que no alcanzo a ver? Aclaro que desde un principio puse las mejores intenciones en todo, pero parece que mi felicidad molestara. Por otra parte me siento a gusto con el resto del grupo, siempre me hizo bien reunirme con ellas, sobre todo en las épocas en que estaba sola y lamentaría tener que dejarlo. Agradezco infinitamente su ayuda.

    Responder
    • No puedo decirte a quién envidian porque adivinaría , no las conozco, pero sí me pregunto para qué quieres saberlo. Si envidian es un problema de ellas, no tuyo, lo que sí te compete es cómo te hace sentir a tí eso, y qué piensas hacer. ¿esperar a que se les pase? ¿seguir con las otras e ignorarlas? creo que eso es lo más importante. No entiendo por qué dejarías un grupo donde te sientes bien. No deberías permitir que ellas te echen de un lugar donde estás a gusto.

      Responder
  6. carolina
    Jun 27 2015

    Doctora gracias por el artículo muy interesante pero quiero expresarle mis sentimientos desde hace muho tiempo siento envidia por una compañera desde la universidad solo que ahora es incontrolable me siento poca cosa, fea y siento que en ub futuro ella sera mas linda con mas cosas que yo y lo reconozco es una envidia terrible no quiero hacerle daño se que ella se merece cosas muy buenas porque es una buena mujer pero ya no se que hacer no hay un dia en que no piense lo hermosa que sera lo bien que le ira y ya no quiero sentir eso no puedo ver las cosas buenas de la vida soy una malagradecida ya no quiero estar asi ayudeme por favor

    Responder
    • CArolina: Tendrías que trabajar en una terapia esos sentimientos de minusvalía. El que idealices a esta chica puede servirte de modelo para modelarla, es decir aprender el camino que ella recorrió para merecer esas cosas. La terapia te mostrará tus porpios recursos. Quizás te ayude leer “Si el otro cambiara” Es un libro que apunta a trabajar lo que el otro nos dispara, emociones tales como envidia, dolor, culpa, bronca, impotencia, decepción, frustración, etc. Cada emoción tiene ejercicios para trabajar, y deriva en una conducta que puede ser de queja, resentimiento mentira, evasión, y estas también son trabajadas individualmente . Por último te lleva a los pensamientos y creencias que sostienen las emociones y te ayuda a hacerlos más funcionales. Creo que te puede ayudar aunque no reemplaza una terapia.

      Responder
  7. Federica: Probablemente necesites una terapia, esta te permitirá salir fortificada de la situación y no destruida. yo te puedo recomendar el libro : Si el otro cambiara” ¿por qué contruimos vínculos que nos atrapan? . aunque hoy no haya otro, no importa, el libro trabaja con las emociones que nos dispara la situación, en tu caso resentimiento, rencor, y te lleva a los pensamientos disfuncionales que generan la emoción y a las reencias que la sostienen. Hay ejercicios para trabajar en cada etapa , emoción pensamiento conducta y creencia. No reemplaza una terapia pero te ayudará mucho.

    Responder
  8. Marie
    Jun 15 2015

    Hola dra muy buena su informacion sobre la envidia, me gustaria contarle aserca de mi vida, vivi desde nina sintiendo preferencias por mis hermanas por parte de mis papas, en muchas oportunidades me lo isieron evidente como una vez mi padre dijo que mi hermana era su hija querida y yo no mi madre por su parte igual lo asia evidente ya adulta me aleje de ese entorno el cual sentia que no era saludable ya que quise atentar contra mi vida por sertirme sin afecto ya tengo dos hijos y mis hermanas tambien y sigo viendo eso ahora con ellos ya que mi madre selebra el nacimiento demis sobrinos y sobre mis hijos nisiquiera una foto tiene de ellos ni pregunta siquiera ahora cree ud que sea yo la que tenga envidia o es otra cosa le agradeceria que me ayudara co esa duda por favor

    Responder
    • Marie: Es difícil decirte qué sientes, creo que puede ser un sentimiento de exclusión, celos, lo importante es lo que haces con esos sentimientos, si te dan bronca, si te quedas pegada, o si puedes aceptar que no es lo que hubieras querido pero es así y tienes que seguir adelante. Te sugiero que leas “si el otro cambiara” es un libro donde trabaja las emociones que nos dispara el otro: impotencia, angustia, miedo,envidia, rencor, tristeza… y las conductas que tenemos a partir de ellas. Principalmente el efecto que producen nuestras conductas en el otro. Hay muchos ejercicios. No reemplaza una terapia pero te ayudará.

      Responder
      • Marie
        Jun 16 2015

        Gracias dra se lo agradesco por contestar mi inquietud

        Responder
  9. Eunice
    Jun 11 2015

    Hola, lei este tema porque tengo tiempo con problemas con mi cunada, creo que al principio ella tenia envidia de mi y no le parecia que fuera novia de su hermano, pase muy malos momentos con desplantes, caras y demas pero lo peor para mi fue cuando cai en su propio juego al creer que su hermano ahora mi esposo la preferia a ella y comence a sentir tambien envidia o celos. El problema mas fuerte para mi es que ahora me siento poca caso ante ella y no disfruto mi vida ni lo que yo soy.
    Lo peor comenzo cuando en fiestas familiares organizadas por mi llegaba con cosas que no se le pedian y ya habia (pastel) etc, daba indicaciones de lo que se haria y a que hora contrario a lo que yo decia etc, lo ultimo que me parecio desagradable fue que se caso en la misma fecha que yo claro en otro ano y siento que ella ya lo supero y yo ahora estoy atorada en no poder ni verla…

    Responder
    • Eunice: Siempre es el otro el que nos dispara determinados sentimientos y es fundamental utilizar eso que sentimos para conocernos más y cambiar. No importa el otro, lo tomamos como parte de la realidad externa, lo que sí interesa es lo que aviva en uno. Te recomiendo leer : “Si el otro cambiara” Da herramientas para que uno investigue a través de los sentimientos que el otro provoca: culpa, bronca, miedo, etc, las creencias que la sostienen y las conductas en las que se plasman esos sentimientos. Conductas que a su vez determinan la respuesta del otro. Te lo recomiendo. Es de editorial Urano y si no lo encuentras en la librería lo mandas pedir. Sino puedes comprarlo en la página como ebook.

      Responder
  10. juan jose
    Nov 19 2014

    Estimada Doctora..
    Realmente me encanto su evaluacion sobre la envidia..
    Concuerdo con Ud que todo ser humano pasa por esa etapa..y que algunas nunca podran dejarla ..o aun peor..acrecentar sus efectos.
    Este problema estimo para mi resuelto ya ..me toca desde hace un tiempo a la fecha.. Mi labor y/o actividad generaron y generan este tipo de conducta negativa muy evidentes en mi actual pareja..
    No puedo aun comprender como puede haber envidia entre seres de distinto genero.. Mujer y Hombre..
    Amo a la mujer con la cual estoy intentando formar una familia.. me doy cuenta ella se lastima sola y lo hace conmigo sin querer..
    Es largo de contar… en privado o mediante e.mail podria contarle con mas detalle..
    Mi puesto y actividad generan esto en las personas que mas amo..
    Me gustaria saber si puedo ayudarla.. asi lo nuestro no se desploma.. Si bien comprendo mi actual pareja tenga 20 años de diferencia..lo cual tal vez le falten etapas por quemar asi comprender no deseo dañarla u opacar su persona..Al contrario , mi meta es crezca aun mas que yo..esa es la finalidad de todo invest cientifico como lo soy yo..
    Desde ya muchas gracias..!

    Responder
    • Hay muchos casos en que la envidia se da en la pareja, son personas muy competitivas que sienten que no hay lugar para los dos. Polarizan la realidad, si tú estás en la cima, ella se siente en el pozo. Le atraes probablemente por tu éxito, pero no se lo banca. Si quieres escribirme en privado haslo por el contacto de esta página (entran directo a mi casilla), no por FB. Escribí un libro Si el otro cambiara ¿por qué construimos vínculos que nos atrapan?” . Profundiza en las emociones y conductas que nos dispara el otro, entendiendo que la otra persona pone en evidencia partes nuestras. Analiza 22 emociones entre las que está la : envidia, angustia, culpa, impotencia, remordimiento, aceptación etc además analiza las conductas en las que se manifiestan esas emociones tales como invalidación, reproche, queja, violencia, y otras, pero lo que me parece más importante es que a partir de descubrir los pensamientos disfuncionales que hay detrás de cada emoción te lleva a ver cuáles son las creencias que le dan soporte. Creo que te puede ayudar a modificar lo único modificable, tu cabeza.

      Responder
      • juan jose
        Nov 21 2014

        Muchas gracias,,!
        Comprendi..
        Un placer

        Responder
  11. Satiago
    Nov 2 2014

    czrock_659@hotmail.com , este es mi correo si gustaria agregarme para poder charlar, gracias y que tenga un lindo dia

    Responder
  12. Satiago
    Nov 2 2014

    Buenas días doctora, sucede que tengo un hermano envidioso, me parece mi vida parecida a la de Cain y Abel, porque hasta ha intentado matarme de niÑos, mi madre tiene un innegable preferitismo hacia el, hasta que se nota “otras personas como mi padre y mi persona lo hemos visto”, el hecho es que el es daÑino, es envidioso, manipulador, habla mal a las espaldas y hasta traiciona y es una persona que le gusta que le hagan favores pero no ayuda, cabe mencionar mi mama es asi mismo, con quien no llevo una buena relacion, bueno el hecho es que con los aÑos he adquirido mayor seguridad en mi mismo, desde el punto de decidir ya no establecer una relacion con ellos,pero eso si vivimos en el mismo hogar, me gustaria que me de consejos de como lidiar con ellos.
    Me considero: feliz no me gusta infelicidad, siempre me gusta reir, me gusta cumplir mis sueÑos los cuales nunca se me acabaran lo juro xD, y cabe mencionar que me llama la atencion “la area de la psicologia”, fuera psicologo, pero lastimosamente tengo otros gustos como las leyes la cual estoy estudiando, y me encanta, no lo puedo definir de otra manera.

    Responder
    • Santiago: La envidia es un tema que tendrá que resolver tu hermano. Nada podemos hacer para cambiar al otro. Me gustarpua saber cuáles son tus emociones y conductas que deberías trabajar. Yo escribí un libro: Si el otro cambiara – que creo te puede ayudar, no importa que no haya otros, el tema del libro es trabajar sobre las emociones propias y las conductas. `profundiza en 22 emociones entre las que está la envidia, angustia, culpa, impotencia, remordimiento, aceptación etc además analiza las conductas en las que se manifiestan esas emociones tales como reproche, queja, violencia, y otras y trata de ayudar a que la persona sea consciente de las creencias que hay detrás de cada emoción.

      Responder
  13. Mon
    Sep 21 2014

    Me ha encantado el articulo, y me ha ayudado mucho a comprender éstos sentimientos que he empezado a tener.
    Muchas gracias 🙂
    pondré todo mi empeño para que ésto que he empezado asentir se convierta en algo positvo..

    Responder
  14. Alejandra
    Ene 7 2014

    Dra., muy bueno su artículo!
    Le quiero consultar algo, porque no lo encuentro por ningún lado, al menos en Internet…. ¿es posible que una persona envidiosa acuse a la persona que envidia, que esa persona es la envidiosa y no ella?
    Me pasa que la actual novia de un ex-novio me acosa por Internet (nunca me conoció ni me vio en persona) y yo siento que es un poco por envidia y porque mi ex le llenó la cabeza en contra mío.

    Ella dice que soy yo quien la envidia, pero eso es imposible porque a ver: ella tiene 40 años (yo 35), es madre soltera (yo no soy madre), es de clase media baja (yo de clase media alta), a duras penas pudo terminar un terciario hace unos pocos años (yo soy abogada hace unos 15 años), no habla idiomas más que el suyo (yo hablo 4 idiomas) y así podría seguir nombrando infinidad de cosas que yo poseo y ella no…. Pero según ella, yo la envidio porque tiene un hijo (yo opté por la maternidad responsable y voy a tenerlos cuando se den las condiciones que necesito, y si no se dan, no me afecta) y porque está con mi ex (con quien de mutuo acuerdo nos separamos porque la relación no funcionaba).

    Intenta, desesperadamente, instalar en mi mente esta idea de que yo le tengo envidia (ya intentó antes instalar otras ideas destructivas que no funcionan porque yo tengo una claridad mental que ella desconoce). A mí me parece que eso es imposible, no se puede envidiar la desgracia ajena y en ese sentido, su vida ha sido mucho más difícil que la mía, por lo cual envidiar su desgracia no sería un negocio para mí….
    ¿Tiene algún consejo para darme sobre cómo lidiar con los ataques de esta persona?
    Muchísimas gracias!

    Responder
    • No puedes hacer nada para que ella cambie de idea, quizás la alivie pensar así. el tema es qué te ocurre a ti con eso. Por qué estás pendiente y comparándote con ella. Es común que quien envidia proyecte en otro sus sentimientos, pero lo que a ti debería preocuparte no es ella sino qué sientes ante esto.

      Responder
  15. natalia neira p
    Dic 9 2013

    si es cierto las morenas siempre han envidiado a las rubias tbn tenia un solo amigo que era de Alemania y me llevaba del uno con el muy bien con el se llama cristopher y después tuve un pololo rubio de ojos azules y su familia era toda rubia de ojos azules como la mia si es cierto me llevo mejor con la gente rubia las morenas siempre me han tenido mala y envidia una vez me dijieron te envidio por que eres rubiecita Natalia cuando tenia 10 añitos era una mujer muy morena y envidiosa conmigo

    Responder
  16. natalia neira p
    Dic 9 2013

    hola yo soy naty neira p mi mama es rubia de ojos azules y mi papa era tbn y mi pololo era rubio de ojos azules medio cuico y eso es cierto yo vengo de una rubia y de un papa rubio y casi toda mi familia es rubia de ojos azules es verdad que las morenas envidian mucho a las rubias? es verdad eso?

    Responder
  17. Patricia B,
    Nov 16 2013

    Dra. me acaba de picar el bichito de la envidia de una manera que nunca antes, sentí como una punzada en el corazón e inmediatamente busqué información en internet y me encontré con este artículo… Envidio a una compañera de mi universidad que ni conozco pero sé que escribió un libro, lo publicó y de a poco se va haciendo conocida en el género de la novela… Siempre quise escribir una novela pero siempre me sentí muy incapaz de hacerla, y dejé de pensar en ello hasta ahora que vi como le iba a mi compañera. No me gusta sentir esto, quisiera admirarla pero por ahora, no puedo, ¿qué debería hacer? Mi única relajación vino cuando pensé en escribir yo una novela, aunque ni siquiera publicarla, solo escribirla y terminarla… Lo que me parece increíble es que esto me doliera tanto, de verdad, ya ni pensaba en escribir, me sentía como que ya no servía para eso (cuando era pequeña, escribía cuentos).

    Responder
    • Patricia: Como digo en el artículo la envidia deviene de que la presencia de algo en el otro nos hace ser conscientes de nuestra falta. Es una manera de darse cuenta cuánto te interesa eso y ponerte a trabajar. La mejor resolución de la envidia es el usarlo como impulso y progreso. de todos modos sería bueno que te hicieras algunas preguntas al respecto: ¿Te gusta escribir o el supuesto éxito que eso podría conllevar?

      Responder
      • Patricia B,
        Nov 16 2013

        Me gusta mucho escribir o me gustaba en su momento y lo del éxito, siempre quise eso pero tendía a admirar a los exitosos, esta vez sola me molestó y ni siquiera es re exitosa, solo le está yendo bien de a poco.

        Responder
    • Patricia : quizás esto sea una manera de darte cuenta de lo mucho que te gusta escribir. De todos modos estaría bueno que reflexiones sobre qué es lo que te gusta, la escritura o todo lo que ella supone.
      Por experiencia personal te digo que escribir una novela no es nada fácil, quizás puedas comenzar por un taller literario.

      Responder
      • Patricia B,
        Nov 16 2013

        Muchas gracias por su respuesta, Dra!!! Ahí me calmé un poquín, sí, es un poco y un poco, me da celitos que le vaya bien por SU novela, si es que ella fuera cantante o actriz exitosa, me daría igual. Supongo que debo aprender de ella porque noto que le pone empeño a lo que hace y tomarme más en serio la literatura, siempre la subestimé y pensé que no había que estudiar para ello. Actualmente, ando en crisis interna con respecto a la vocación y esto de la chica, me movió muchas cosas. Nuevamente, gracias por responder!!

        Responder
  18. naty neira p
    Sep 22 2013

    Hola soy naty neira p soy victima de envidias es cm si me hubieran hexo brujerias cm cmbatirla la gente m envidia todo

    Responder
    • Naty: Creo que debes revisar qué haces para estimular la envidia. Me parece que si pones la excusa de tus trabas afuera nunca podrás superarlas.

      Responder
  19. mary
    Sep 16 2013

    hola! dra.Moreschi… estoy leyendo su tema y me encanto,porque yo ahora lo siento y me duele y me apena sentirme así,esto ocurre desde mi adolescencia ahora tengo 29 años cono si a una chica con la cual jamas me lleve bien con el paso de los años crecimos y el odio ahí seguía jamas nos dañamos físicamente solo eran miradas ella presumia y yo igual,pero apartir de que ella se casa yo me derrumbe emocionalmente y me acelere a juntarme con mi pareja ahora ella sera madre y yo siempre e deseado también serlo pero mi pareja tiene una mala racha y nadamas no logra acomodarse en un trabajo el es profecionista aveces creo que yo provoque todo este mal por envidia desde que me junte no me va nada bien ya tengo 3 años asi ya no aguanto porfavor aconséjeme nesecito salir de esta deprecion porque ya no disfruto de nada, cuando yo era tan diferente me gustaba hasta el calor infernal ahora solo vivo trabajo y madamas gracias

    Responder
    • Mary deberías hacer un trabajo con tus pensamientos disfuncionales. Nosotros aquí en Argentina hacemos terapia cognitiva conductual que trabaja con esos pensamientos generadores de emociones tales como la envidia. te recomiendo consultar. mejorará tu calidad de vida. No sé de dónde me escribes, desde ya te ofrezco terapia on line con mi equipo, pero seguramente en tu país tendrás oportunidad de hacerlo de manera presencial. Te recomiendo que leas de mi página Pensamientos disfuncionales.

      Responder
  20. Mar 11 2013

    Interesantísimo artículo, Dra. Moreschi, además de haber sido escrito de una forma totalmente entendible. Como todo el mundo a veces padezco de estos miedos humanos y tenía curiosidad por averiguar de dónde provienen. Muchas gracias!

    Responder
  21. Muriel Rojo
    Nov 21 2012

    Dra. Moreschi, gracias por su artículo sobre la envidia. Mi pregunta es la siguiente: recuerdo a mi hermano mayor subestimándome y rebajando mis actos, siempre y de todas las formas posibles hasta hace unos años en que me ausenté del país. Pero aún sigue haciéndolo entre la familia o con amigos y conocidos; y a través de sus hijos, a quienes traspasó lo que ahora pienso que puede ser ENVIDIA a un nivel drástico. Nunca comprendí su injustificada agresividad para conmigo. Tengo 5 hermanos con los que me llevo bien y no creí jamás que lo suyo fuesen celos porque no veía motivos para ello hasta después de muchos años en que algunas personas vieron en mí mucho parecido físico con familiares de mi padre y mi madre y me hicieron notar que mi padre me prefería por ello. Desde la muerte de mi madre, a mis 42 años y hasta ahora(tengo 69), sufro de agorafobia y ataques de pánico, angustia, depresión, y tremendas crisis de baja estima. Cree Vd. que se debe a la ruín destrucción de la envidia desmedida de un hermano?

    Responder
    • Muriel: Lo que nos pasa en la vida es un disparador, lo fundamental es la lectura que nosotros hacemos de eso que nos pasa. Es por ella que tenemos huellas neuróticas. Yo siempre digo, el tema no es lo que ocurrió sino cómo nos las contamos. Así como tu hermano debe habérsela contado de determinada forma para sentir esa envidia, vos te la constaste de otra para generar la depresión y ansiedad que tenés. Lo importante es que trabajes con tus cogniciones para ayudarte. Quizás necesites medicación. te recomiendo leer el artículo de DEpresión, trastornos de ansiedad, y pensamientos disfuncionales. Además hay videos.
      Acabo de editar en ebook un libro de cuentos que tamibén habla sobre estos temas, pero desde la ficción. Se llama De víctimas y simuladores. Te lo recomiendo.

      Responder
  22. Mary
    Nov 14 2012

    Hola Dra. Muchas gracias por compartirnos sus conocimientos. Empece a buscar información sobre este tema de la envidia por que últimamente lo estoy sintiendo. Todo empezó cuando yo esta a en la universidad, yo entre a la universidad y entre muchas compañeras estaba una con la q nunca me lleve bien, casi no teníamos comunicación, durante ese tiempo aunq yo tenía varios problemas familiares y económicos yo era muy feliz, me iba muy bien en la escuela siempre con las mejores calificaciones , físicamente no soy fea soy bonita, le hablaba a mucha gente, y empezaba u a relación en la q era muy feliz, pero yo siempre supe q ese grupo de muchachas al cual pertenecía ella hablaban mal de mi me criticaban, se burlaban entre otras cosas. Después yo me tuve q salir de la universidad y ellas siguieron entonces esa muchacha le dio a una amiga un dibujito q habíamos hecho y le dijo q me lo entregara por q yo ya no estaba ahí pero lo sentí de una forma negativa por q sentí q se puso feliz por ello. Ahora después de como 2 años todo lo q esa muchacha pone en Facebook en donde dice q es feliz , me hace sentir mal a mi , creo q le envidio q tiene una familia a la quiere y yo estoy alejada de mi familia por problemas serios y por decisión propia. Le envidio su trabajo, y a mi me ofrecieron ese puesto y lo rechace, le envidio q tiene muchos amigos y yo casi no tengo muchos , le envidio q tiene una buena apariencia física , no me gusta sentirme así , no me gusta sentir sentimientos negativos hacia alguien y hacia mi. Por favor déme un consejo. Yo se q tengo gente q me quiere, y q tengo mucha capacidad, tengo mucho q dar al mundo. Pero quiero dejar de sentir esta envidia. Gracias por su atención.

    Responder
    • MAry: Como bien dice el artículo, la persona envidiada duele porque es la que demuestra nuestras carencias. Una forma de trabajarla es centrarse en ellas. Tratar de cambiar el dolor por trabajo a desarrollar. Si quiero esos atributos, debo trabajar para lograrlo. Una de las ideas del envidioso es que el otro consigue lo que consigue sin esfuerzo. No es así. A veces cuando se nos plantea trabajar para lograr lo deseado, se decubre que uno no quiere hacer el esfuero que eso representa.

      Responder
      • Mary
        Nov 15 2012

        Gracias por su contestación si tengo muchas ganas de trabajar estos sentimientos por q quiero crecer como persona y como profesional también. Podría recomendarme un libro q me pueda ayudar sobre este problema?. Muchas gracias por su tiempo y q tenga buena noche. Saludos !

        Responder
  23. Francisco Gonzalez
    Oct 30 2012

    Buen articulo doctora, la felicito, soy estudiante de psicologia en la ciudad de La Plata, y me sirvio para comprobar ciertas hipotesis previas que tenia con respecto a este tema, sabiendo poco y nada sobre el mismo. Quisiera saber si seria tan amable de explicar o extenderse un poco mas con respecto a una frase que me llamo la atencion y no comprendi bien: “Los medios de comunicación en la actualidad tienen mucho que ver con la motorización de la envidia”, si lo podria explicar al menos con un breve ejemplo estaria agradecido. Saludos!

    Responder
    • Francisco: digo que motorizan la envidia porque al mostrar un mundo ideal, con todos los adelantos sin los cuales pareciera que es imposible ser feliz, la gente fabrica zanahorias inalcanzables. La felicidad no tiene que ver con eso. Los mdios crean necesidades , veamos por ejemplo el celular. La mayoría de las funciones no se usan. Los chicos a los 10 años parecieran que no son felices si no tienen uno. Esa es una larga carrera de insatisfacción. Antes la gente trataba de ser feliz y vivir con lo que tenía. A lo sumo se planteaba metas posibles, porque son las que veían en su entorno. Hoy salteamos ese entorno.

      Responder
  24. Carla
    Sep 21 2012

    Muchísimas gracias por este artículo que he leído y sobre el que he reflexionado en profundidad. Dra. Moreschi, me gustaría exponerle brevemente mi caso. He llegado a su sitio buscando una correlación entre la envidia y los problemas del hígado, porque, dado que mi salud no es buena y debo tomar muchos medicamentos, me preocupa que ese otro grave problema, la envidia, añada un poco más de dolor al que ya padezco, alterando también la función de mi hígado que ya empieza a darme un poco la lata. Soy parapléjica desde hace treinta y tres años (ahora tengo 43) y ésto, obviamente, ha afectado a mi apariencia física. Por alguna razón que no puedo menos que relacionar con la inmadurez, mi apariencia física me importa más de lo que me gusta reconocer delante incluso de los más íntimos. Admiro a esos discapacitados sin complejos que muestran cicatrices y deformidades sin ningún pudor. Los admiro, pero no puedo imitarlos.
    El problema se agrava cuando tengo que tratar con un miembro muy cercano de mi familia a quien la naturaleza parece haber dotado con todos sus dones desde el punto de vista de la apariencia. Pertenece a mi familia política, y debido a mi incapacidad física para “escapar” (mi lesión medular es muy alta y soy dependiente por completo de otros), tengo que tratar con ella muy a menudo. La naturaleza se detuvo en su piel, de piel para adentro ya no hay nada demasiado interesante en ella, su conversación es muy limitada, tiene un carácter anodino, no tiene estudios (por decisión propia), no siente el menor interés por la cultura, no es nada original en sus ideas y tiene una voz desagradable. Pero, dado que vivimos en la era de la imagen, nada de esto parece importar ante un cuerpo deslumbrante, que parece inmunizado incluso contra la maternidad y el paso del tiempo, y un talento indiscutible para adornar ese cuerpo, como es el suyo. Es también bastante engreída, está encantada de conocerse, pero eso puedo entenderlo, cualquier mujer con su aspecto lo sería, aunque, por supuesto, es algo que tampoco “le perdono”.
    El caso es que siempre me he sentido “humillada” delante de ella. No porque ella haga nada intencionadamente para hacerme sentir de ese modo (estoy convencida de que me tiene cariño), su sola presencia me humilla, sus alardes de diva tampoco ayudan, y sé que es porque, aunque trate de impedirlo, comparo su cuerpo con el mío atrofiado y no puedo evitar la rabia y la ira. Además, procuro por todos los medios que esa rabia no se me note, y esta máscara que me obligo a adoptar hace que el tormento sea más atroz. Todo esto empieza a afectarme psicológicamente, pues en los últimos tiempos noto unos leves síntomas de ansiedad cuando la oigo llegar a casa. Repito que yo no puedo marcharme, “quitarme de en medio” cuando ella llega, como sería mi deseo. Me siento en una jaula. Agobiada de grilletes y cadenas.
    La ansiedad se agrava cuando comprendo que no puedo acabar con esto a pesar de que lo deseo con todas mis fuerzas, pues estos celos sólo me están perjudicando a mí. Además me siento absurda, estúpida por experimentar unos sentimientos más propios de una adolescente descerebrada que de una mujer adulta y entrando ya en la madurez.
    Trato de refugiarme en mis ocupaciones, soy artista plástico y digital, tengo cierto éxito en este campo, pero no puedo evitar que me mente vuele una y otra vez hacia ella y el odio que en mí despierta. Es como el negativo de un enamoramiento.

    Tengo que aclarar que esto sólo me pasa con esta mujer. Cuando veo otras mujeres bellas, sólo siento admiración, no envidia. Incluso guardo fotos de mujeres bellas en mi pc para futuros trabajos, me gusta trabajar con rostros hermosos y armoniosos.

    Disculpe este largo comentario que no sé si admitirá el servidor. Necesitaba desahogarme. Me gustaría dejar, por fin, de ser una niña, ya va siendo hora, ¿verdad? 🙂 Un abrazo y mil gracias por atenderme.

    Responder
    • Carla: Ser para pléjica la mayor parte de tu vida no ha sido fàcil. Concentraste en esta mujer toda la bronca, los celos y la envidia que te produce tu situación. La focalizaste en un rasgo, la belleza, y sólo en esta mujer. Quizás porque es cercana, porque no tiene oro mérito que su belleza, pero es suficiene para que se sienta segura y feliz. Este sentimeinto de minusvalía emocional (envidia) te da más bronca y te sentís peor con la persona que te lo desata. Hay que ser muy valiente para admitir estos sentimientos, creo que deberías comenzar por aceptarlo como parte de tu naturaleza humana. Luego te recomendaría que comeinces un tratamiento para que no se te ubique en el cuerpo, para que no sientas que tu psiquis te está enfermando más aún. Creo que podrías no solo hablar de tu parte oscura, por llamarla de alguna manera, y focalizar en todo lo otro que has desarrollado y hace que seas una persona interesante para tener como compañía.

      Responder
  25. María
    Sep 18 2012

    Hola Dra. Moreschi,
    su artículo me ha parecido muy interesante !! Me ha encantado, me gustaria preguntarle algo.. mi padre muchas veces me desprecia..sobretodo cuando algo me sale muy bien, consigo algo..por ej hoy me ha empezado a decir sin más que yo me creia mucha cosa y que no lo era!! primero no se a que ha venido ese comentario..ni mucho menos a que se referia exactamente ya que no me creo más que nadie..lo mejor de todo es que yo estaba cocinando en la cocina no estaba hablando con él..y él de sopetón me sale con estas.. bebe mucho.. y hoy a ido de comilona y se ve que ha lelgado a casa bebido y cuando bebe suele insultarnos a mi y a mis hermanos incluso a mi madre..usted lo definiria como envidioso?? Incluso le diré que mi padre muchas veces nos recuerda que mi abuela (su madre) con él de pequeño no fué muy bueno que siempre tuvo a su hermano (mi tío) de favorito ..y es verdad mi abuela siempre se ha decantado mucho más por mi tío que por él.. siempre ha despreciado a mi padre.. eso lo vemos todos.. y ahora él nos desprecia a nosotros sus hijos sobretodo a mi que soy la mayor.. por qué será?? a mi sus comentarios no me afectan porque soy una persona muy segura de mi misma y con mi madre tengo una muy buena relación, a parte de mi madre es como mi mejor amiga siempre hemos estado muy unidas y al leer en su artículo eso de que empieza todo cuando somos bebés..entonces ahora lo empiezo a entender todo..

    Un saludo Doctora

    Responder
    • Creo que la envidia es uno de los sentimientos que estan en juego en la desvalorizacion q debe sentir y lo pone agresivo. napoleon decia que la envida es una declaracion de inferioridad.
      De todos modos la envidia es un sentimiento normal, con elque uno debe verselas y aprender a canalizzar de la mejor forma. Una es tratando de imitarel trabajo del otro para lograr eso que uno envidia. Tu padre amas de envidia, se pone agresivo, bebe y ese es otro problema.

      Responder
  26. Mar 14 2011

    Dra Mareschi: Soy una humilde redactora de un nuevo emprendimiento y quisiera pedirle autorización para citarla en una nota que estoy escribiendo sobre la envidia.
    Sin otro particular, saludos cordiales

    María Laura Llames.

    María Laura: Es un honor para mí que cite mi artículo. Saludos Dra. Moreschi

    Responder
  27. Ene 9 2009

    este artículo es muy claro ayuda a reorientar las intenciones y acciones

    Responder

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*