Skip to content

1 noviembre, 2008

3

FRENTE A LA CRISIS

.Las Albondigas

Había una vez una persona que vivía al lado de una carretera donde vendía unas ricas albóndigas con pan. Estaba muy ocupado y por lo tanto no oía radio, no leía los periódicos ni veía la televisión. Alquiló un trozo de terreno, colocó una gran valla y anunció su mercancía gritando a todo pulmón:
‘Compren deliciosas albóndigas calientes’.
Y la gente se las compraba. Aumentó la adquisición de pan y carne. Compró un terreno más grande para poder ocuparse de su negocio, y trabajó tanto que dispuso que su hijo dejara la Universidad donde estudiaba Ciencias Comerciales a fin de que le ayudara.
Sin embargo, ocurrió algo muy importante; su hijo le dijo: ‘Viejo, ¿tú no escuchas la radio, ni lees los periódicos…?. Estamos sufriendo una grave crisis!. La situación es realmente mala; peor no podría estar!!’.
El padre pensó: ‘Mi hijo estudia en la Universidad, lee los diarios, ve televisión y escucha la radio. Debe saber mejor que yo lo que está pasando…’
Compró entonces menos pan y menos carne. Sacó la valla anunciadora, dejo el alquiler del terreno con el fin de eliminar los gastos y ya no anunció sus ricas albóndigas con pan. Y las ventas fueron disminuyendo cada día más.
‘Tenías razón hijo mío’, le dijo al muchacho. ‘Verdaderamente estamos sufriendo una gran crisis’.
MORALEJA
No sigamos hablando de crisis.
Hablemos sólo de hacer buenos negocios, buenos trabajos y buenas tareas.
Si nos programamos para fracasar, fracasaremos.
Si nos mentalizamos para ganar, ganaremos.
Es una simple elección personal.

LA CRISIS SEGÚN ALBERT EINSTEIN

 

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La  crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad  nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar “superado”.

 

Quien atribuye a  la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

 

Hay un proverbio Danés que dice; “EN LOS TIEMPOS DE GRANDES VIENTOS DE CAMBIO, MUCHOS CONSTRUYEN REFUGIOS Y SE METEN ADENTRO, OTROS CONSTRUYEN MOLINOS Y SE ENRIQUECEN”…. (Adapten la metáfora como Uds. quieran)

3 Comentarios Dejá tu comentario
  1. Marilin
    Feb 12 2009

    Un texto oportuno para el momento justo!

    Responder
  2. Dic 10 2008

    apropiado para este momento ya que todo el tiempo me encuentro con gente que solo se queja pero no veo que haga algo para salir adelante, no hay un solo responsable de esta crisis, somos todos responsables. buenísima la página

    Responder
  3. admin
    Dic 2 2008

    Muchas gracias por el consejo, muy válido para este momento.
    Adrián

    Responder

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*