Skip to content

7 junio, 2009

EL ERROR PARA LOS CIENTÍFICOS

Es de público conocimiento que Tomás Edison antes de llegar a la lamparita eléctrica cometió  innumerables fallas, que a otro quizás, lo hubieran desencantado, pero no le ocurrió eso al inventor. Así al menos lo dejó en claro en una oportunidad en que alguien le preguntó c{omo hab{ia logrado semejante perseverancia luego de sus repetidos errores.

“No fallé 1,000 veces. Descubrí, exitosamente, 1,000 maneras que no funcionaban, y no necesito probarlas otra vez”.

La mirada de Edison es la que tienen los investigadores en general, el resto toma la falla como una muestra de impotencia. Si copiáramos la actitud de los científicos creceríamos como personas en lugar de inhibirnos ante el error.

Leer más de CUENTOS

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*