Skip to content

14 marzo, 2012

3

DIÓGENES Y LAS LENTEJAS

Estaba el filósofo Diógenes cenando lentejas cuando le vio el filósofo Aristipo, que vivía confortablemente a base de adular al rey.
Y le dijo Aristipo:
“Si aprendieras a ser sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas”. A lo que replicó Diógenes:
“Si hubieras tú aprendido a comer lentejas, no tendrías que adular al rey”.

3 Comentarios Dejá tu comentario
  1. diego garcía
    Mar 29 2018

    Una cosa es el respeto y mostrar cariño siendo amable, y otra cosa es la adulación. En la adulación se requiere un adulador que espera obtener algo por los halagos, y otro acomplejado que le gusta oír cosas dulces y magnificas aunque sean mentiras.

    Responder
  2. miriam
    Jun 22 2012

    y si !!!!!!!!!!!!!!! y son ricas encima

    Responder
  3. Jun 16 2012

    Tendríamos que leerlo todos los días , es realmente muy bueno para estos tiempos.

    Mis saludos :

    teresa Cabado

    Responder

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*