Skip to content

1 julio, 2006

2

DEPRESIÓN MAYOR

DEPRESIÓN
Hay varios tipos de depresión, la más grave es la que llamamos Depresión mayor. También existen depresiones leves y la DISTIMIA  que es un tipo de humor depresivo crónico  del que nos ocuparemos en la próxima entrega porque reviste gran importancia clínica. Quien lo padece está tan acostumbrado a su sintomatología , que prácticamente lo considera parte de su forma de ser. Sin embargo es una trastorno que puede y debe curarse, ya que empeora el pronóstico de cualquier depresión , además de perjudicar la calidad de vida de quien lo tiene.
Hoy me dedicaré al trastorno depresivo mayor.

Criterios para el diagnóstico de un episodio depresivo mayor (*):

Presencia de cinco (o más) de los siguientes síntomas durante un período de 2 semanas, que representan un cambio respecto a la actividad previa.

Estado de ánimo depresivo o pérdida de interés o de la capacidad para el placer

Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, la persona se siente vacía, triste , a veces llora . En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable.

Disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades, la mayor parte del día, casi cada día

Pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso , o pérdida o aumento del apetito casi cada día. Nota: en niños hay que valorar el fracaso en lograr los aumentos de peso esperables.

Insomnio o hipersomnia (aumento del sueño ) casi cada día.

Agitación , inquietud, ansiedad. Aunque también puede darse el enlentecimiento psicomotores. Esta diferencia hará a l tipo de depresión, ansiosa o melancólica . Fatiga o pérdida de energía

Sentimiento de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados, también puede haber autorreproches o culpabilidad por el hecho de estar enfermo.

Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión.

Pensamientos recurrentes de muerte (no sólo temor a la muerte), ideación suicida recurrente sin Sentimientos un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse.

Estos síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

Curso de la depresión

El trastorno depresivo mayor puede empezar en cualquier momento, sin embargo la edad promedio de inicio es alrededor de los 30 años. En general se postula que el inicio de los primeros episodios suele estar relacionado con un estrés psicosocial grave desencadenante, mientras que la aparición de los episodios posteriores no presenta detonantes externos. En este sentido, la repetición de los episodios depresivos parece ser la regla en la mayoría de los casos. Algunos estudios sostienen que entre el 75 al 95% de todos los pacientes que padecen un episodio depresivo mayor volverá a sufrir al menos otro cuadro afectivo en el futuro, convirtiéndose por tanto esta enfermedad en una patología de elevada recurrencia. Se postula aún hoy que los períodos de remisión duran más en las fases más tempranas de la enfermedad. A su vez, el número de episodios depresivos previos es un buen predictor de las probabilidades de sufrir un nuevo episodio posterior. Se ha calculado que luego de un primer episodio depresivo mayor el riesgo de sufrir un segundo episodio es del 50 al 60%, si se han padecido dos episodios anteriores, el riesgo de sufrir un tercer episodio depresivo se eleva al 75% y aquellos que ya han tenido tres episodios anteriores, tienen una probabilidad del 90% de padecer un cuarto episodio.

TRATAMIENTO

Requiere siempre de la asistencia de un profesional de la Salud Mental. Por lo dicho anteriormente el buen diagnóstico y el tratamiento adecuado son primordiales para que éste no repita. Por ello es IMPRESCINDIBLE QUE SE MEDIQUE CON DOSIS EFECTIVAS Y POR UN TIEMPO NO MENOR A UN AÑO LUEGO DE LOGRADA LA REMISIÓN TOTAL DE LA SINTOMATOLOGÍA.

Muchas veces las personas se sienten mal por tomar antidepresivos, ya que la medicación psiquiátrica pareciera que estigmatiza. Es importante que se entienda que así como un diabético necesita insulina, un depresivo deberá lograr la regulación de sus neurotrasmisores para tener una visión sobre sí mismo , sobre los otros, el mundo, y el futuro lo suficientemente positiva como para poder operar.

En la próxima entrega hablaremos de DISTIMIA ( es un humor depresivo crónico)

Leer más de ARTICULOS, TRASTORNOS
2 Comentarios Dejá tu comentario
  1. Stella Maris
    Mar 27 2013

    Hola! Soy Stella sufro de depresión hace un tiempo, al principio no me daba cuenta pero ahora leyendo los sintomas me doy cuenta es eso, hoy la ví en el programa de la metro que empezó a las 9 Hs. Nosé si estará relacionado a mi hipotiroidismo que me diagnosticaron hace un año estoy con la medicación T4. Quiero saber si hay algún hospital que trate esta patología. Desde ya muchas gracias!!

    Responder
    • Stella: El hipotiroidismo empeora el cuadro, pero supongo que estarás estabilizada. Es importante controlar lo hormonal. Tanto tiroides como estrógenos. En la menopausia también hay una depresión dependiente de las hormonas. Podés consultar en un servicio e Salud Mental de cualquier hospital. Los que sé que son muy buenos, y con esto no digo que los demás no lo sean, simplemente no los conozco, son : Rivadavia, Peñeyro, Durán, Tornú, CEntro 1 de Manuela PEdraza y Libertador, Centro 3 de Córdoba y Gallo.

      Responder

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*