Skip to content

1 abril, 2009

13

CÓMO INFLUYEN EN NUESTRA VIDA LAS CREENCIAS Y VALORES

CREENCIAS y VALORES

Nuestra personalidad puede ser vista como un holograma, es decir una imagen tridimensional que al recibir distintos rayos de luz, cualquier parte de este holograma reflejará el todo.

Vamos a analizarlo a través de un modelo teórico simple que muestra claramente como cada factor incide en el resto. A partir de este esquema veremos como las conclusiones causa efecto son pobres, limitadas, insuficientes. Somos parte de distintas estructuras y cada modificación se traslada a ella. Dicen que «el batir de las alas de la mariposa produce cambios que se sienten en el otro lado del mundo»

NIVELES

1- IDENTIDAD : Es el sentido básico de sí mismo, mis valores, mis metas, mi misión en la vida
2- CONVICCIONES – CREENCIAS, aquello que pensamos que es verdad, surgen de generalizaciones a partir de la propia experiencia o de la ajena, y funcionan como filtros perceptivos .
3- CAPACIDAD: Son las habilidades que tenemos, o creemos tener. También están los NO PUEDO
4- COMPORTAMIENTO – las acciones específicas que llevamos a cabo
5- ENTORNO, Es lo que nos rodea, a lo que reaccionamos y también donde influimos.

Es importante aclarar que el más interno contiene a los restantes por eso un cambio a ese nivel repercutirá en los demás.

Una persona se define por sus códigos, valores y aquello que lo identifica, eso llamamos IDENTIDAD.

Por debajo de este nivel están las CREENCIAS que son poderosos filtros perceptivos que validarán aquello que las confirme. Éstas además están determinadas por los VALORES que tiene la persona y que como vimos están a nivel identidad.

Por fuera de las creencias está el nivel de las HABILIDADES Y COMPETENCIAS, es lo que uno persona sabe hacer, pero también está determinada por las creencias. Si alguien cree que puede , probablemente intente y se capacite, si tiene una creencia limitante producto de un valor de exigencia y perfeccionismo, seguramente no podrá. Vemos en estos casos como es más importante una creencia habilitante que un don. Si la creencia lo permite, la persona se capacitará, y llegará a buen puerto. Sin ella es imposible que esto suceda.

Más externo aún que la competencia , pero como producto de ella está la zona de la CONDUCTA. En esta zona las personas ponen en ejecución sus habilidades, o no. Hay personas activas que probarán y llevarán a la práctica y otras más pasivas o inhibidas, o teóricas que no lo hacen. Por último está el ENTORNO. Acá la persona despliega su acción y deja huella en el mundo.

Hay personas que realizan acciones de corto alcance, solo personales, y otras que gravitan en el entorno, trascendiéndolo.

Cuando una persona tiene alineados todos estos niveles, avanza sin problemas. El tema es cuando alguno de ellos entra en conflicto.

Veamos algunos ejemplos y como los distintos niveles se relacionan y determinan:

Una persona se maneja en muchos ENTORNOS diferentes, laboral, familiar, social, etc

Pensemos en un ENTORNO LABORAL

Donde las personas pueden presentar diferentes COMPORTAMIENTOS

Por ejemplo:

  • Discriminatorio
  • Integrador
  • Cooperativo
  • Competitivo

Estos dependerán además de las diferentes CAPACIDADES que tenga:

  • De liderar
  • De obedecer
  • De ser creativo y trasgresor

Lo que además estará determinado por el tipo de creencias del individuo:

– Las personas rinden más cuando compiten
– La mejor manera de trabajar es en equipo
– Para las mujeres lo principal es la familia, por eso no rinden
– Los criados en familias humildes les falta el roce social para ocupar determinados puestos gerenciales
– Los que carecen de dinero se esfuerzan más.
– Hay que saber obedecer y eso te asegura el reconocimiento de los superiores.
– Si no eres audaz no progresarás.

Y esto estará determinado por los VALORES que aprecie esa persona

No es lo mismo valorar:

  • El éxito que la singularidad (ser especial, prestigioso, diferente) , o el placer (comodidad), o la Trascendencia (ser recordado, trasmitir lo que sabe), o ser amado, o la Diversión ( interesante), o la Seguridad
  • Cuando hay congruencia entre los distintos niveles, independientemente del contenido de los valores o creencias, la persona es armónica, pero si no lo hay, comienzan los conflictos y la detención o el síntoma.

Si alguien VALORA y cree que su FUNCIÓN EN LA VIDA es «destacarse» ser original y único , teniendo la CREENCIA de que sólo los que son especiales triunfarán y saldrán de la mediocridad, y además cree que las cosas no se consiguen sin audacia, es probable que se permita ser creativo, y haya desarrollado HABILIDADES en ese sentido que le permiten encontrar un trabajo donde poner eso en práctica CONDUCTA, posiblemente realice actos que influirán en el entorno, ya sea empresarial, como familiar y social (es admirado por sus amigos, sus hijos lo imitan, etc)

Pero si esta misma persona a nivel laboral está en una empresa donde se le pide que trabaje en equipo, que no haya individualidades, sino que sean un grupo democrático, sin líderes donde todo debe concensuarse, es probable que le cueste adaptarse, que sus habilidades no puedan entrar en función y que haya conflicto interno.

Qué pasa cuando la empresa tiene una línea valorativa muy fuerte y pretende que el personal se ajuste a ella. Habrá quienes podrán hacerlo de manera natural y otros a los que le costará más porque no estarán alineados con sus creencias, y valores. Lo importante es destacar que las creencias y valores varían, no son parte de nosotros como el color de los ojos. Vamos evolucionando y cambiamos. Hay creencias que son más adaptativas que otras.

A nivel familiar, social o de pareja es lo mismo. Es muy común ver disidencias en la pareja el primer año de convivencia, porque es cuando afloran estas diferencias. A menudo son de costumbres, de códigos, están en el nivel e competencias y de entorno, pero si las diferencias están a nivel de valores o identidad es más difícil de solucionar.

POSICIONES PERCEPTIVAS

Se trata del lugar desde el cual nos miramos y miramos las situaciones.
La 1ª es la del yo, la 2ª la del tú, y la 3ª los otros.
Hay personas que siempre están en 1ª persona y no pueden salir de ella, son los que no pueden ponerse en el lugar del otro, los que solo miran el sí mismo.

Hay otras personas a las que le resulta difícil mirarse. Ven al otro (2ª persona), estos suelen estar muy atentos a lo que los otros necesitan y por lo general no se tienen en cuenta. Y por último están quienes miran todo desde afuera, como si fueran simples espectadores que no se comprometen con nada.

A veces es muy útil cambiar de posición perceptual para poder ver las cosas de manera más amplia.

Por último estamos determinados por el TIEMPO. Hacia donde focalizamos nuestra atención, AL PASADO, AL PRESENTE , O AL FUTURO.

Los que miran siempre el pasado suelen ser más nostálgicos. Los que se centran en el presente, solucionan problemas y además son los que disfrutan. Aquellos que miran el futuro, se esfuerzan , tiene logros, pero también ansiedad y miedos. Es interesante valerse de estos diferentes tiempos para actuar.

Si uno busca recursos en el PASADO ,mira y siente el PRESENTE y proyecta el FUTURO , diríamos que además de estar equilibrados le estamos sacando a cada tiempo lo mejor de sí. Para vivir necesitamos de los tres, pero también es cierto que cada uno de ellos puede volverse un problema.

Pasado — nostalgia
Presente —- hedonismo, pasatismo
Futuro —– ansiedad, miedos

VALORES

Los valores dan forma a lo que es importante para nosotros y se apoyan en nuestras creencias. Los adquirimos igual que nuestras creencias de experiencias pasadas, del contacto con amigos y parientes. Son los principios fundamentales por los cuales vivimos. .

Por lo general son nominaciones: SALUD, AMOR, ÉXITO, DIVERSIÓN, RIQUEZA, COMODIDAD, PRESTIGIO, PODER, SABIDURÍA, SEGURIDAD, APRENDIZAJE, AVENTURA

Nuestros valores son los que deciden por qué trabajamos, para quién, con quién nos casamos, cómo entablamos relaciones y dónde vivimos.

A menudo no los tenemos claro, porque declaramos valores socialmente aceptados pero nos manejamos con otros. Por eso para descubrirlos viene bien hacernos determinadas preguntas.

CÓMO LLEGAR A NUESTROS VERDADEROS VALORES.

  • ¿Qué es importante para mi?
  • ¿Qué me motiva de verdad?
  • ¿Qué cosa no tolero?
  • ¿Qué precio estoy dispuesto a pagar por lo que me gusta?
  • ¿Qué no puedo conceder?

Solemos decir que «somos hijos del rigor» nos movilizamos cuando tenemos que cumplir con el afuera (examen, entrega, etc) así como hacemos dieta cuando tenemos una fiesta, o para ir a la playa.

Lo que ocurre es que ahí se agrega un valor agregado. Un valor que me moviliza.

Digo que un valor es la SALUD. Sin embargo fumo y no hago gimnasia.

Temo engordar si dejo el cigarrillo y prefiero tirarme a mirar tele que ejercitar.

Si tengo una fiesta me anoto en el Gym porque quiero verme LINDA esto está ligado a SER MÁS POPULAR, ELEGIDA, DESTACARME, SEDUCIR A ALGUIEN, etc.

Tendré que reconocer que no es la SALUD LA PRIMERA PRIORIDAD sino SEDUCIR (conseguir novio), o VERME BELLA ( cumplir con las exigencias del afuera, lo que se ve)

EJERCICIO PARA HACER INDIVIDUALMENTE.

  • supongamos que se ha comprometido con una propuesta de trabajo – ¿qué debería cumplir para que usted se entusiasmara 1? – ahora piense ¿Qué cosa podría hacerle abandonar esta propuesta 2 ?. No empiece con cuestiones de vida o muerte, piense en aquello que sería suficiente para que usted lo deje.
  • Pregúntese qué debería suceder para que aunque 2 se cumpliera, usted se quedara igual y esto sería 3
  • Ahora vuelva a pensar en algo 4 que lo llevara a dejar 3

Siga así hasta que ya no pueda más, y así decidirá cuál es la jerarquía que usted respeta.

CREENCIAS:

A menudo no las tenemos concientes, sin embargo con un pequeño ejercicio de concientización salen a la luz. Las creencias nacen como generalizaciones hechas a partir de nuestra propia experiencia, o también podemos haberlas heredado de nuestras familias. Ej.

  • SOY TORPE (creencia a nivel identidad)
  • SOLO CREO LO QUE VEO – LAS COSAS HAY QUE HACERLAS BIEN, O NO HACERLAS – SI UNO NO INTENTA NUNCA SABE QUÉ PUEDE SUCEDER.
  • NO PUEDO HABLAR EN PÚBLICO (a nivel capacidad)
  • EL MUNDO ES UNA JUNGLA – EL MUNDO ESTÁ LLENO DE OPROTUNIDADES, – LA GENTE ES NATURALMETNE MALA – LA GENTE ES NATURALMENTE BUENA ( a nivel entorno)

Cada una de estas creencias serán FILTROS PERCEPTIVOS que harán registrar determinadas experiencias que confirman nuestra creencia y dejarán en la oscuridad las que las nieguen.

Tal vez sea hábil para algo, nadar, dibujar, limpiar , pero eso no cuenta a la hora de pensar que soy torpe y esto determinará que hay cosas que no intente.

Hay muchas cosas que uno no ve y son indiscutibles, por ejemplo las ondas de sonido, sin embargo no entran en nuestro análisis. Pero esto me hará escéptico a la hora de intentar algo nuevo que todavía no he visto.

Cuando se trata de un NO PUEDO, decimos que estamos ante un virus restrictivo, porque los no puedo funcionan paralizándonos. Es diferente pensar que no podemos a que algo nos es difícil, ante la primera creencia, no lo intentamos, ante la segunda le dedicamos más esfuerzo y tiempo.

Cuando creemos algo sobre nuestra sociedad o el mundo, entonces tenderemos a tener VALORES que sean acordes a este pensamiento. Quien cree que el mundo es una jungla se comporta diferente a quien cree que el mundo está lleno de oportunidades. Valorará otras cosas, Se arriesgará menos, se conectará con más desconfianza, etc.

Cuando nuestro campo unificado es coherente nuestra vida será más armoniosa, más fácil, menos problemática. Cuando hay conflicto entre diversas áreas entramos en conflicto interno.

Lo que es importante saber es que las CREENCIAS SE CAMBIAN. No son como la altura o el color de ojos que viene de nacimiento, es algo que adquirimos y vamos cambiando a medida que vivimos. Cada uno de ustedes podrá ver que no cree lo mismo que hace 20 años, y probablemente no creerá lo mismo dentro de otros 20.

El tema está en identificar aquello que no es funcional y poder cambiarlo. Si hay tantas creencias como personas, querrá decir que no existe una verdad. Más bien hay formas de interpretarla, y según la interpretamos , la vamos creando.

Alguien que piensa que son todos enemigos, se mostrará hostil y convertirá al mundo en su enemigo. Seguramente alguien que está con actitud amable y amistosa encontrará más personas amigables.

REPASEMOS DISTINTOS TIPOS DE CREENCIAS A MODO DE EJEMPLOS

SOBRE EL MUNDO:

  • Está lleno de oportunidades.
  • Es un lugar peligroso.

LA VIDA:

  • Es maravillosa.
  • Lo único que nos depara es sufrimiento .
  • Todo depende de lo que te toque en suerte..
  • Hay quienes nacen con la estrella y quienes estrellados.

LOS OTROS:

  • En el fondo son generosos.
  • Hay que saber encontrarles la parte buena.
  • Son competidores que si pueden te pasan por encima
  • Somos todos hermanos y tenemos los mismos problemas , sentimientos y defectos
  • Nada de lo humano me es ajeno.
  • Existe la maldad tanto como existe el bien, hay que aprender a discriminarlos.
  • Hay gente con la que vale la pena estar, y otros que mejor tenerlos lejos.

EL FUTURO:

  • Es cada vez más negro
  • Es prometedor
  • Confío en que las cosas se solucionen
  • Dependerá de cómo trabajemos en el presente

EL TIEMPO:

  • Pasa con demasiada velocidad, pro eso no hay que dejarse estar
  • Hay que saber disfrutarlo.
  • Hay que saber pasarlo lo mejor posible
  • Hay que apurarse a elegir porque sino viene otro y te madruga. «al que madruga Dios lo ayuda»
  • Hay que tomarse un tiempo para pensar y no actuar precipitadamente

LOS DEBERES:

  • Hay que sacárselos de encima lo antes posible.
  • Hay que aprender a delegar.
  • Si te llenas de obligaciones, no te queda tiempo para disfrutar.
  • LAS PROPUESTAS NUEVAS
  • Son para dar más trabajo.
  • Es lo que le da sal a la vida
  • Son necesarias para crecer.
  • Te complican y te quitan tiempo.

PARA CUMPLIR CON EL TRABAJO SE NECESITA:

  • Un buen equipo,
  • Un buen jefe.
  • Tener un grupo homogéneo
  • Tener un grupo heterogéneo.

Queda claro que según las creencias que tenemos elegiremos nuestros valores. Algunas creencias nos ayudan a progresar o a buscar lo mejor de la vida, otras no son funcionales, nos juegan en contra, otras son contraproducentes socialmente. Afortunadamente se puede trabajar con ellas y cambiarlas. No vienen determinadas genéticamente como el color de ojos o la estatura. No nacimos con ellas, las formamos a partir de experiencias y el entorno, y de la misma manera se pueden revertir.

Leer más de ARTICULOS