Skip to content

21 febrero, 2014

Anuptafobia: el miedo a la soltería

Nota publicada en el
Diario Hoy en la noticia
La Plata, sábado 15 de febrero de 2014
http://diariohoy.net

Muchas mujeres tienen temor a ser las clásicas “solteronas”.
Sin embargo, ello ha cambiado en los tiempos modernos.

Anuptafobia: el miedo a la soltería

Antiguamente las mujeres estaban obligadas a casarse y tener hijos, ya que sino se convertirían en “solteronas”, y eso significaba todo un fracaso, pero hoy en día las cosas han cambiado mucho, y todas tenemos en nuestra mano la decisión de tener o no pareja. “Parece mentira que en un momento donde la condena social frente a la soltería y la maternidad fuera de una relación ha disminuido, todavía haya mujeres que siguen eligiendo al hombre sólo para procrear”, afirmó a Hoy la psiquiatra y autora del libro “Mujeres sin pareja”, Graciela Moreschi.
Afortunadamente cada día son más las mujeres que pueden disfrutar o elegir no estar en pareja, “pero a pesar de los avances sociales, todavía son muchas más las que temen esa situación, sobre todo las que están entre los 30 y 40. Pareciera que al acercarse al límite del reloj biológico sienten esa desesperación”, aseguró la especialista. De esa manera, puede convertirse en un problema bastante serio: la llamada Anuptafobia, “Síndrome de Susanita”, el personaje de Mafalda, cuyo único fin en la vida era casarse y tener hijos.

¿Cómo nos damos cuenta?
En diálogo con Hoy, la doctora Moreschi señaló tres características de los vínculos que realizan las personas por las cuales pueden tener esta enfermedad:
1 – Tratan de conformar al otro de tal manera que casi desaparecen como personas. Esto causa falta de deseo en la persona que intentan conquistar, o aburrimiento.
2 – Tratan de mostrarse perfectas, autosuficientes. Creen que las necesidades son debilidad y no hay ningún lugar para el otro más que el de trofeo, en el sentido de llenar el casillero que le faltaba a la pareja.
3 – Cuando la pareja no responde comprometidamente, no llama o lo hace a último momento, no plantea ninguna actividad fuera de la cama, no tiene exclusividad sexual, asiente y justifica diciendo que es fóbico, que tampoco quiere presionarlo y continúa la relación sin poner límites.

Recomendaciones
Las personas con este temor a la soledad, deben “trabajar su forma de vincularse; ver qué le pasa con el temor a la pérdida, con el deseo de conformar”, indicó Moreschi. Deben tener en cuenta su autoestima, y pensarse como una “persona sustentable” que no requiere de otra para desarrollarse social y económicamente.

 

 

Compartí tus pensamientos, dejá un comentario.

(required)
(required)

Nota: Está permitido el HTML. Tu dirección de email nunca será publicada a terceros.

Suscribirse a comentarios

*